Deporte español según los británicos

blog

Los británicos asimilan mal o nada todo éxito deportivo que no sea anglosajón. Respetan con secreta admiración los méritos de los europeos del norte siempre que los protagonistas sean suficientemente rubios o con ojos claros.

Por eso es muy divertido observar la confusión que les produce los triunfos de deportistas españoles. Mike Rowbottom escribe para el Independent que la democracia convirtió a España en una potencia deportiva. Su artículo no es un análisis sociológico o político. Es más bien una nota sin elaborar que intenta explicar una parte de la realidad internacional desde el esteriotipo de la superioridad moral de Gran Bretaña. Dicha superiodad está basada en el hecho de que la suya es una de las democracias más antiguas y, como las demás anglosajonas, vencedora frente a los totalitarismos en el siglo XX.

La psique colectiva local rezuma tanta satisfacción en sí misma que se permite el lujo de despachar los éxitos de otras naciones, en cualquier campo, con la idea de que por supuesto ellos llegaron antes y que tales éxitos tan sólo vienen a confirmar que ellos tenían razón desde el principio.

Otros observadores son igualmente obtusos pero lo empeoran con grosería y falta de talento. A raíz de que el equipo español de baloncesto en las olimpiadas de 2008 en China se retratara estirando los párpados lateralmente imitando la anatomía facial de los orientales, Dom Joly intenta resultar gracioso: “nadie en el equipo pareció pensar que la foto sería un insulto racista. El comité olímpico chino no ha reaccionado, pero hubo una filtración de una foto oficial del equipo chino de judo lanzando burros desde el campanario de una iglesia mientras reían malvadamente“.

Lo que este “cómico” y en general los medios británicos que crearon el escándalo estos días con la anécdota, omitieron es que el patrocinador del equipo, San Miguel, es una empresa china y exigió a los jugadores posar así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.