Habitantes de Londres sin complejos I

blog

Ellos compiten en el tamaño de los Rolex que se gastan, así como en el bling quotient de los anillos quasi-cardenalicios que, prácticamente sin excepción, todos ostentan en su (regordete) dedo meñique. Otros signos son los mofletes rellenos, la barba cuidada y el apego al traje regional.

Con ellas es mas difícil, pero con un poco de práctica, es posible hacer una clasificación fijándose en los bolsos Prada y las gafas de sol. Tambien por el tamaño de los recogidos que se adivinan en la cabeza- los hay estilo tarta de 3 pisos, fuente versallesca y moño Brigitte Bardot. Asímismo, consumir el 90% de produccion mundial de eye liner es un imperativo moral entre su población femenina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.