Juanelo Turriano inventor y fabricante

blog

Notas de la exposición de Turriano en la Biblioteca Nacional de España, 2018:

Turriano, un nerd barroco

Retrato de Juanelo Turriano por Eulogia Merle.
Fuente: Wikimedia y Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología

Marco Girolamo Vida, humanista de Cremona y obispo de Alba, afirmó de Turriano:

A quienquiera que observase a este hombre, nada le parecería menos obvio que la agudeza de su ingenio, hasta tal punto su aspecto, figura y apariencia son toscos, descuidados, casi salvajes e incluso indecorosos, un aspecto que sugiere falta de habilidad, de talento y dudas sobre sus capacidades.

Aumenta el desagrado verlo siempre con la cara, el cabello y la barba ennegrecidos y cubiertos de ceniza y sucio hollín, con las manos y sus gruesos y enormes dedos siempre llenos de óxido, desgreñado e inadecuadamente vestido; (…) sin ninguna ayuda, por sí solo, con su ingenio y sus investigaciones, y como se dice, con sus propias fuerzas, él proyecta y construye, pues es inventor y fabricante a la vez”

Felipe II, un apasionado de la ciencia y las matemáticas

Felipe II es uno de los personajes más manipulados de la Leyenda Negra. Su propio ex-secretario, Antonio López, dijo de su emperador que «la tiranía es tan natural para Felipe como la risa lo es a un hombre». El mismo Antonio López escribió de los castellanos que eran personas «malignas y perversas», «llenas de orgullo, arrogancia, tiranía e infidelidad», descendientes de judíos y por tanto traidores en los que no puede confiar.

Retrato de Felipe II por Jacometrezo

La sombra política de Felipe II hace que sea una sorpresa descubrir era un apasionado de las ciencias. No sólo empleó a Turriano en numerosos proyectos de arquitectura y tecnología, también fundó en 1562 una cátedra de Matemáticas en Salamanca y en Madrid la primera Academia de Matemáticas de Europa en el 1583. En Salamanca se explicó e. sistema copernicano, unos veinte años despuñés de la publicación de Nicolás Copérnico, De revolutionibus orbium coelestium.

La historia no lineal de la ciencia

En el mismo año, 1543, en que apareció De revolutionibus orbium coelestium, también se publicó otro hito científico, De humani corporis fabrica de Andrea Vesalio.

A pesar de la brillantez técnica del tratado, la historia natural y la biología sufrían aún servidumbres de otros sistemas arbitrarios como la astrología. Según las creencias de la época, el estudio de la geometría del cosmos permitiría comprender las enfermedades y sus remedios. Por esto, médicos como Giorgio Fondulo y Girolamo Cardano desempeñan un rol fundamental en la historia de Turriano.

Según la tradición hipocrático-galénica, el mundo sublunar estaba dominado por las conjunciones de las esferas superiores, que proyecaban sus cualidades en los cuatro elementos que formaban el mundo. La mutación de los elementos estaba provocada por la interacción entre la influencia astral y las cuatro cualidades del mundo físico. Esta concepción imponía un conocimiento preciso de las estrellas. Se creía que cada parte del cuerpo humano tenía una correspondencia directa con cada una de las 12 constelaciones del zodiaco.

Bibliografía:

La luz del astrario. El último viaje del emperador. Andrés Bescansa Gascón

El círculo de Juanelo, Baltasar Magro, 2006

Juanelo Turriano El Relojero Del Emperador. Joaquín Valverde Sepúlveda

Memorias de un hombre de palo. Antonio Lázaro

El relojero de Yuste. Los últimos días de Carlos V.  José A. Ramírez Lozano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.