Negligencia en el hospital Gregorio Marañón de Madrid

blog

Santiago Auserón acusa de negligencia al hospital Gregorio Marañón de Madrid. Su padre, Gregorio Auserón, falleció presumiblemente por el trato recibido en el hospital en el año 2003. La justicia condenó a las autoridades a indemnizar a la familia del fallecido.

La denuncia pública de Auserón parece sincera y su motivo el moral: alertar de la situación de la sanidad pública. Al parecer los médicos sabían que una cadena de errores desembocaría inevitablemente en el fallecimiento de Gregorio Auserón. Los desesperados intentos del médicos para encubrir sus errores atormentaron innecesariamente al paciente en su agonia.

El efecto perverso de la sentencia judicial es que penaliza en última instancia a los contribuyentes que pagan el servicio, no a los gestores (políticos y funcionarios) ni a los profesionales (personal de atención sanitaria). Precisamente el hecho de que los responsables intentaran eludir las consecuencias de los actos agravaron la situación del fallecido.

Por ello la denuncia en los medios de Santiago Auserón alcanza donde la justicia renuncia a llegar: nuestra complacencia con la irresponsabilidad con que los políticos gestionan la sanidad pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.