No es fácil ser un híbrido partenogenético

blog

Un híbrido de dos especies
.
Leiolepis ngovantrii es un lagarto de Vietnam que se clona espontáneamente. Es una especie recién descubierta según el post con el doloroso título de las “lagartas vírgenes clonantes” (sólo rivalizado por los placeres de Lola la chihuahua de Lavapiés). Análisis genéticos han identificado el ADN mitocondrial de Leiolepis ngovantrii como perteneciente a Leiolepis guttata. L. guttata es pues la línea maternal de la nueva especie porque el ADN mitocondria sólo se transmite por las hembras a su descendencia. La especie paterna se desconoce aún.

Hibridación producto de un ecotono

La hibridación puede haberse producido por el encuentro de dos especies de dos hábitas contiguos. La patria de la nueva especie es la reserva natural de Binh Chau-Phuoc Buu, que contiene monte bajo y dunas de arena costeras.

No es fácil ser un híbrido partenogenético

La nueva especie es muy frecuente es un hábitat. Puede que ello se deba al fenómeno conocido como vigor híbrido. Los híbridos disfrutan de mayor variabilidad genética combinada de sus dos especies parentales. Se sospecha que esa sea la razón por la que los híbridos sean más robustos.

Sin embargo a largo plazo el lagarto que se clona no podrá seguir manteniendo una alta variabilidad genética. Su única fuente de diversidad genética será la de mutaciones de su ADN. Sin embargo la tasa de mutación del mismo clon es demasidado baja para que la especie sea viable. Eso es debido a que no habrá individuos (líneas de clonación) con genes lo suficientemente diversos como para adaptarse a cambios en el ambiente, incluidos por ejemplo respuestas a infecciones y enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.