Observatorio de Meteorología en Santander

blog

La estación meteorológica presta servicios de la desde su construcción en el año 1997 en Cueto, Santander.

Estación meteorológica
Estación meteorológica completa con todos los sensores

El observatorio está rodeado de una valla para evitar que accedan las vacas de los prados que lo rodean a beber de los tanques de evaporación.

Termómetros
Termómetros

 

Tanque de evaporación
Tanque de evaporación

Cantabria disfruta de un clima atlántico templado y húmedo sin estación seca y verano suave. Las oscilaciones de temperaturas y precipitaciones a lo largo del año son leves en el litoral y extremas en el interior montañoso.

Temperatura Cantabria
El litoral presenta con leves oscilaciones de temperaturas
Régimen pluviométrico en Cantabria
Precipitaciones medias anuales en Cantabria

Lanzamiento de radiosonda meteorológica

Las microsondas son un método relativamente barato de medir parámetros meteorológicos cuando se programan lanzamientos cada 12 o 24 horas. La radiosonda pesa 300 gramos incluídos batería, bobina y cuerda y mide 144 x 102 x 193 mm.

Radiosonda Mark II microsonde
Radiosonda Mark II microsonde

 

Lanzamiento de sonda meteorológica
Lanzamiento de sonda meteorológica. La bobina tiene 30 metros de cordel para facilitar el lanzamiento de la sonda con viento fuerte, a bordo de barcos o por un solo operador.

Seguimiento de la sonda lanzada desde el observatorio. La sonda emite las mediciones de sus sensores cada segundo por 7 canales de los que 4 son libres y los otros tres son presión (P), temperatura (T) y humedad relativa (U). La curva de humedad, en azul en el gráfico, refleja cómo la sonda atraviesa una capa de nubes.

Parámetros sonda meteorológica
Parámetros transmitidos por la sonda meteorológica en tiempo real

En 23 minutos la sonda alcanzaba la altura de 5500 metros con una temperatura de -3,8º y una humedad del 25%.

Las señales de radio son de Frecuencia Modulada de 403 MHz y 1680 MHz.
 
Esta tecnología de globos sonda está basada en la que ya se utilizaba un siglo antes. En aquel entonces se utilizaban dos globos inflados a distinta presión. Cuando explotaba uno el otro frenaba la caída. Una placa grabada solicitaba la devolución con recompensa.
 
 
 
Sondeo en El Retiro de Madrid en 1914. El director del servicio meteorológico, José Galbis, sostiene un meteorógrafo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.